Una de las estrategias primordiales en el proceso de buscar empleo es tener una hoja de vida suficientemente atractiva como para conseguir una entrevista con el personal de Recursos Humanos. Es por esto que el saber redactar tu hoja de vida en forma profesional, clara y precisa. 

Conoce cinco consejos básicos para hacer que tu hoja de vida sea más atractiva. De esta manera, tú podrás potencializar la información que tienes en la actualidad y organizarla de forma que sea más atractiva para un reclutador.

1. Sé preciso y claro 

Recuerda que es trascendental que tú resumas tu vida laboral y académica en forma simple, sencilla y clara. No incluyas diplomas, certificaciones, ni ningún documento anexo, estos serán pedidos, si son necesarios, en su debido momento.

Una hoja de vida atractiva no debe ser más larga de dos carillas por el poco tiempo que se tiene para leerla. Debe ser muy esquemática e ir por aéreas y contener información precisa y detallada. Una parte importantísima es la presentación y ortografía, muchas hojas de vida son descartadas por tener errores, por lo que en este aspecto debe ser impecable.

Haz tú hoja de vida de manera ordenada, con secciones, un solo tipo de letra y con la información justa y necesaria.

2. Define tu perfil profesional

Toda hoja de vida debe tener un perfil profesional para que el empleador sepa hacia dónde va enfocada la trayectoria laboral y académica de un aspirante. Esta información debe ser corta y contener habilidades, experiencias y competencias básicas de un trabajador.

El perfil profesional es el gancho para que un empleador siga leyendo tu hoja de vida, de modo que, redactarlo de manera adecuada puede darte ventaja sobre otros competidores.

3. Destaca logros y objetivos en la experiencia laboral
 

Una de las mayores claves de una hoja de vida atractiva es resaltar adecuadamente los logros y objetivos que tú has  conseguido durante tu vida profesional. Muchas veces le gente erra en este punto al poner solamente las funciones que realizaba en un anterior trabajo. 

Más allá de las tareas y responsabilidades de un empleado, a las empresas y al personal de Recursos Humanos realmente lo que les interesa son los resultados y logros que tú has obtenido. De tal manera, es recomendable incluir cualquier tipo de reconocimiento personal y resaltarlo por encima de las funciones. 

4. Plasma la Información completa en la experiencia laboral

Este aspecto, aunque no lo parezca, es esencial en un proceso de selección. Se debe incluir con día, mes y año la entrada o salida de una empresa al igual que los datos sobre tus superiores para que las personas de Recursos Humanos puedan confirmar referencias laborales.

Es importante tanto en el aspecto laboral como académico, para darle mayor veracidad a tu hoja de vida y que esta sea más transparente.

5. Incluye información pertinente con el cargo al que te estás postulando

Destaca si manejas un idioma extranjero o si tienes formación en programas técnicos o académicos que te puedan ayudar en el trabajo al cual te estás presentando. Incluye selectivamente los cursos y seminarios que te pueden dar un valor agregado al igual que los logros personales, académicos y profesionales.